San Cecilio

San-Cecilio

Tabla de contenido

San Cecilio.

 

Sobre San Cecilio, Corría el año 1599 cuando una epidemia de peste produjo una gran mortandad en la ciudad de la Alhambra. El consistorio hizo un voto cuya celebración es el motivo de la fiesta que nos ocupa.

San Cecilio es copatrón de Granada y patrón de la Región eclesiástica de Granada que incluye a las provincias de Almería, Granada, Jaén, Málaga y Murcia.

Si bien la festividad litúrgica corresponde al 1 de febrero, la celebración se desplazó al domingo más próximo, en ese mes. El motivo: la coincidencia de varias festividades muy próximas: día de la Constitución y 28 de febrero, fecha que, en esta región, dicho sea de paso, trae funestos recuerdos.

La romería.

La romería se derrama por los bellísimos parajes del entorno de la abadía del Sacromonte, en el monte de Valparaíso, donde los asistentes pueden disfutar de las maravillosas vistas y una jornada de convivencia en pleno campo.

El ceremonial oficial es un ritual religioso institucional en el que la ciudad queda representada por su ayuntamiento, al que se suman autoridades civiles y militares. La parte concelebrante, la abadía, cumple con el voto a San Cecilio.

Numerosos asistentes quedan ajenos al acto oficial, participando, eso sí, de una jornada lúdico-festiva en la que se mezclan el reparto de salaíllas o jayuyas, habas, bacalao, tortilla del Sacromonte y vino que el consistorio ofrece a los presentes; así como las interpretaciones de bailes y música locales y regionales que en los últimos años vienen incluyendo elementos ajenos a la tradición como son los coros y bailes de la vecina Andalucía.
Se pueden disfrutar en estas fechas delicias típicamente granadinas como la cuajada de carnaval, el siempre presente jamón con habas y las glorias del convento de Zafra.
El reparto de habas, bacalao y salaíllas es relativamente reciente y era costumbre antigua que se usara cañaduz traída desde Motril por los arrieros tras la zafra.

Religiosidad.

Con la aparición de los libros plúmbeos y las cenizas de San Cecilio a finales del siglo XVI se produce una auténtica convulsión religiosa base para fundación de la Abadía del Sacromonte por parte del arzobispo de Granada D. Pedro de Castro, convirtiéndose el lugar, no sólo en santuario que custodiará las reliquias, sino también, en centro cultual, docente y misionero consagrado a difundir los centros de la religiosidad nacida con los hallazgos.

“Tales extraordinarios hallazgos podrían considerarse un caso de estrategia de supervivencia y adaptación que los moriscos granadinos, algunos de ellos influyentes, conciben ante el rechazo por el contacto cultural con el nuevo régimen cristiano. Esta estrategia no consigue totalmente sus objetivos, pero, sin embargo, es manipulada por la cultura dominante para los suyos propios” (1).

“Granada, como habían anunciado a finales del siglo XVI los libros plúmbeos y reliquias del Sacromonte, se convertía así en la ciudad de la Península Ibérica con los primeros testimonios del cristianismo, exorcizando, a la vez, lo que de herético suponía la presencia islámica en la ciudad durante ocho siglos” (2).

La talla de San Cecilio es de la escuela granadina de finales del siglo XIX obra de Francisco Morales y restaurada a finales del siglo XX por el antequerano Francisco Marín Cruces


1. Gazeta de Antropología, 1992, 9, artículo 16 · http://hdl.handle.net/10481/13654

2. El legado de la Antigüedad – ISBN: 9788470903816

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba